Conservar el Yasuní es una decisión económica rentable

Muchos intuimos el beneficio de conservar el Parque Nacional Yasuní, pero pocos podemos identificar algunos beneficios económicos financieros presentes y futuros de conservar un remanente único en el mundo de riqueza de biodiversidad.

Foto: OPA

Cuál es el real beneficio de conservar un ecosistema único en el mundo, y de gran riqueza de biodiversidad?

 

Afortunadamente se identifican muchos beneficios de uso presente y futuro de la conservación de la riqueza única natural como la del Parque Nacional Yasuní. Pero qué es lo que le hace valioso? Qué representa en términos de beneficio económico financiero para la sociedad su conservación? Es sólo un tema de altruismo?. Es únicamente un tema de solidaridad con las especies que habitan ahí?. Se trata de un tema de derecho de especies?, Se trata de respetar el territorio de pueblos no contactados? Se trata de rentas económicas financieras para beneficio de todos?,

Todos estos argumentos son suficientes para la conservación entre quienes ostentamos principios altruistas y éticos con las especies, los pueblos no contactados y las generaciones futuras. Sin embargo –aunque no estemos del todo de acuerdo con ello- el momento actual de la sociedad, las necesidades de ingresos y rentas de todo capital identificado es una lógica económica a la que no podemos escapar, así que la práctica y concreta razón por la que debemos conservar el Yasuní subsiste en los beneficios económicos financieros directos e indirectos que podemos obtener de la conservación, y que seguramente son mayores que las rentas de la explotación petrolera.

 

El uso directo del recurso de la biodiversidad. Veamos una experiencia concreta de otro país. Costa Rica ha encontrado una fuente de recursos para su economía en el uso directo del recurso de la biodiversidad concediendo una parte de su no tan complejo bosque y ecosistemas, comparados con la riqueza del Yasuní, a la investigación científica de la industria farmacéutica. La capacidad de negociación de los beneficios de la investigación farmacéutica y agroindustria es un tema no discutido suficientemente en el país, lo que ha causado una tácita eliminación de esta opción, sin ser CONOCIDA ni ANALIZADA suficientemente.

 

Siguiendo la experiencia de Costa Rica, las negociaciones con universidades norteamericanas, y/o con Farmacéuticas como Bayer, se los realizan en términos igualitarios, 50% vs 50%, como dicen los jóvenes FIFTY FIFTY. Los beneficios y resultados de la investigación científica es compartida en términos igualitarios entre el país dueño de la biodiversidad, y el dueño de la tecnología. Adicionalmente dependiendo de la habilidad de la negociación, se ha exigido la capacitación a jóvenes investigadores de la rama científica genética, y la donación de equipos de punta luego de culminados los plazos; la tecnología se queda en Costa Rica. Estas rentas se generan en la fase inicial de bio-prospección, concesión y luego, la mayor parte, en la fase de investigación. Esta actividad lleva muchos años, y garantiza largos períodos de conservación de áreas y especies investigadas. Esta se debe considerar como primera alternativa que debe necesariamente ser analizada en el país, dar a conocer a la ciudadanía si se quiere llegar a la consulta popular, bien informada.

 

Otra opción de uso directo no extractivo del Parque que genere rentas, el turismo. Actualmente se maneja esta alternativamente insuficientemente, puesto que el tipo de turismo al que nos referimos no solamente es el de visita familiar, sino turismo científico. Qué qué es?, pues otra opción que no ha sido bien analizada ni discutida en el país. Tiene el potencial de generar ingentes flujos de dinero, considerando que no existe otro ecosistema igual en todo el mundo, su característica de “ecosistema único” implica un gran valor, y disposición al pago de la comunidad científica internacional.

 

Estas dos alternativas, generarían “rentas anuales”, por mucho más tiempo que los 20 años del petróleo, generando flujos de rentas considerables por largos períodos, y en aumento considerando que estos ecosistemas son cada vez más escasos lo que le hace más valiosos y más demandados por la riqueza de su biodiversidad. Cualquier estudiante de economía conoce que si traemos a valor presente estas rentas futuras a una tasa de interés de mercado, por muchos más años, el beneficio es mayor que las probables rentas petroleras por limitado tiempo. Le aseguro es mayor, y SIN DESTRUIR EL PARQUE.¡¡ Eureka.

 

Esta opción además respeta a los pueblos no contactados, conserva los ecosistemas, no tiene RIESGOS DE DERRAMES, no altera el hábitat de especies, no entra en conflicto con el valor de opción, ni con el valor de existencia, ni con el derecho de las generaciones futuras, y además genera rentas para la generación presente.

 

Me pregunto yo, existe alguna otra razón económica para no conservar el parque?. Es un tema económico de eficiencia en la decisión de conservación del Parque Nacional Yasuní. Dejémonos de miopías, conservar el Yasuní es rentable, más rentable que explotarlo. Es un tema económico de rentabilidad, relación costo vs. beneficio por lo que es una necesidad urgente discutir el tema del uso del recursos de la biodiversidad del Parque Nacional Yasuní.

© 2014 by María José Gutiérrez All rights reserved

  • Icono social LinkedIn
  • Icono social Twitter
  • Facebook icono social