Descarga el texto en PDF

 

QUIMSACOCHA

SALVADA?

Por Sandra Jiménez

Ubicado en la cordillera occidental del Ecuador, a 35 km al sur de la ciudad de Cuenta, en la Provincia del Azuay, a 3600 y 6900 metros de altitud, picos y cimas, cerros y colinas, se impone el volcán Quimsacocha, con su reservorio natural de agua en zona de la Caldera, y sistema lacustre, distribuido en dos vertientes oceánicas, de las cuales el 98% pertenece a la unidad hidrográfica del Río Santiago (Océano Atlántico), y 1% a la cuenca del Pacífico, del Río Jubonoes.

Este sistema lacustre, en zonas bajas forman los ríos Girón y San Fernando de Cuenca. Esta cuenca de drenaje de forma radial pasa por las quebradas Gúlag y Sayacu que alimentan al Río Yanuncay. El sistema hidrológico incluye zonas colectoras de agua de infiltración que se localizan en las lagunas de la zona alta del volcán Quimsacocha, y se mueven hacia zonas bajas a través de fisuras, grietas y canales naturales. Es un ecosistema natural de páramo y piso alto andino en donde predomina almohadillas, arbustos y bosques.

 

Debido a la disminución de los glaciares andinos, los páramos adquieren mayor importancia como fuentes y sistemas reguladores de agua. Los ecosistemas de páramo son frágiles y de baja resiliencia, debido a que no es un sistema bio geográficamente continuo, sino que está distribuido en pequeñas áreas aisladas en las altas montañas, que funcionan a manera de islas y archipiélagos, lo cual incrementa su vulnerabilidad frente a actividades humanas intensivas. (Guerrero, 2009)

 

Fue declarada Área Nacional de Recreación en enero 2012, con una extensión de 3217 há., administrado por el Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal del Cantón Cuenca, a través de la empresa pública municipal ETAPA. En el año 2013 es reconocida como área “Reserva de la Biósfera Macizo del Cajas”.

Desde 1970 existe el interés minero por explotar esta zona. En 1990 la empresa COGEMA (francesa) y NEWMONT (norteamericana) iniciaron trabajos de exploración minera sin lograr resultados satisfactorios. En 2001, el gobierno más nefasto que haya tenido el Ecuador, otorgó está zona como “zona de uso especial minera “-declarada dos años antes de la creación de ANR- a la empresa canadiense minera IAMGOLD en fase de exploración. Proyecto Minero denominado Loma Larga con una extensión de 12300 há. concedidas, en las zonas de los Ríos Falso (1bloque); y, Cerro Casco (2 bloques) que se encuentra dentro del área protegida en una superficie de 145 há. En 2004 se encontró “cuerpos metalizados” de oro, plata y cobre; y, en complicidad con el Ministerio del Ambiente, quien otorgó la licencia ambiental, se iniciaron etapas de explotación minera en esta zona íngrima de grande riqueza ambiental e hídrica.

 

Esta zona atraviesa el área protegida en aproximadamente 100 ha, de las 145 que obtuvieron la concesión minera. Esta concesión minera, al rodear el área protegida, condenaba la extensión del ARN a estos límites mineros, limitando así de manera definitiva la posibilidad de expansión del área protegida.

Entre las advertencias de los impactos ambientales que ya avizoraba el proyecto minero Loma Grande, se señala que “…otro de los riesgos del proyecto minero es la presencia a pocos kilómetros de una gran área de alta vulnerabilidad, de humedales y lagunas, con posibilidad de comunicación hidrogeológica, a pesar de la diferencia de elevación entre las lagunas y los trabajos de la futura mina subterránea...”. (Blanchard F.; Gutiérrez A., 2013)

Debido a la polémica presentada por el conflicto de uso como fuente íngrima de agua para la provincia del Azuay y la supuesta riqueza minera, en enero 2018 se presenta el Plan de Manejo del Área de Recreación Quimsacocha, elaborado descriptivamente por el MAE, en el cual no presenta ningún análisis de los posibles impactos ambientales por actividad minera.

Actualmente, Abril 2019, el 92% de la población usuaria del servicio del agua de este ecosistema, pobladores del cantón Girón de la Provincia del Azuay  -Vitoria y Portete- ha manifestado en consulta popular,  estar en desacuerdo con las actividades mineras en los páramos y fuentes de agua del sistema hidrológico Quimsacocha, y ha rechazado las ofertas financieras en cuanto a posibles regalías, “…porque en lugar de aportar al desarrollo de nuestras comunidades, la minería va a socavar nuestra agricultura y la producción láctea.”[1]

La empresa minera IAMGOLD vende su proyecto minero a la empresa INV Minerals del Ecuador. El gobierno del Ecuador tiene la obligación de hacer cumplir la decisión popular. Nos costará a todos los ecuatorianos disolver los compromisos legales adquiridos en esta nefasta fase de política minera en el Ecuador. Nos costará.

Pero, ¿es imprevisible otras amenazas al sistema lacustre del Azuay? ¿La minería ilegal llegará ahora que no existe la concesión legal? ¿Estarán los pobladores de los cantones Victoria y Portete preparados para impedir el ingreso de mafias mineras ilegales que operan en el país como ya se ha visto en otras zonas?. ¿Cómo apoyarán todos los ecuatorianos a este esfuerzo de Azuay?.

Yo creo que sí, que con la decisión de la población y la ciudadanía, la gestión de una autoridad provincial que ha manifestado su interés por la protección de las fuentes de agua, la voz de los ciudadanos y todas las instituciones públicas y privadas, ambientalistas, sociales, y otras, que se aúnan en este esfuerzo, se podrá proteger las fuentes de agua y los ecosistemas naturales en desmedro de intereses financieros industriales. Yo creo que sí, se protegerá.

 

[1] Presidente de la Junta Parroquial la Victoria.

 

© 2014 by María José Gutiérrez All rights reserved

  • Icono social LinkedIn
  • Icono social Twitter
  • Facebook icono social